Saltar al contenido

Marika Rökk: reina de la comedia musical alemana

febrero 20, 2019

 

En un reciente post dedicado a recuperar para el recuerdo y el homenaje a Zarah Leander, hubo una referencia tangencial a la bailarina y cantante Marika Rökk con motivo del coprotagonismo de ambas artistas en el film de 1939 titulado Es war eine rauschende Ballnacht. Hoy coloco en foco a la segunda, de ningún modo “secundaria” en el favor de los grandes públicos europeos y universales del cine y del espectáculo de buena parte del siglo XX. Es posible que hayan quedado de Marika mejores (desde el punto de vista tecnológico) y más numerosos registros de voz y de imagen que de la sueca, lo que no invalida la reverencia rayana en el fanatismo que profeso hacia esta última.

Las dos, y muchos otros artistas de valía, se vieron atraídos por las oportunidades de trabajo de calidad y de aplausos que hasta casi la finalización de la 2ª guerra mundial les brindó la cinematografía de entretenimiento alemana, casi siempre en manos privadas aunque sumisa desde 1933 a las directrices ideológicas del nacionalsocialismo goebbelsiano. Copio un mínimo de información referencial acerca de la actriz hoy homenajeada, y añado algunos links que conducen (mientras perduren en internet) hacia la reproducción visual y auditiva de filmaciones que contaron con su protagonismo y loable profesionalidad. Sugiero se las observe no solo con el amor que esas entregas artísticas merecen, sino como documentos históricos de una estética cinematográfica perimida aunque gloriosa, y como testimonios de la clase de producciones “no de laboratorio ni de culto” que generaciones pasadas (a las que estuve vinculado por tradición oral de madre y padre) consideraron entretenidas y valiosas. Como excurso de intención completiva, anoto unas pocas referencias a una de las comedias musicales de Millöcker donde se canta la célebre canción del “beso en el hombro”  que tantas veces entonó mamá sin poder pasar nunca de los primeros versos.

Marika Rökk ( 3. November 1913 in Kairo; † 16. Mai 2004 in Baden, Niederösterreich)

Las fuentes informan que Marika Rökk (con dos “k) nació en El Cairo el 3 de noviembre de 1913. No por eso fue egipcia; mejor digamos húngara, hija de un arquitecto que tal vez haya estado cumpliendo alguna labor profesional en el país del Nilo y que pronto retornó a las orillas del Danubio, donde su hijita Maria Korrer transcurrió la primera infancia, bien aleccionada en el arduo aprendizaje de la danza clásica. En 1924 la familia se mudó a Paris, y allí la muchacha mostró sus primeras volteretas artísticas en escenarios del Moulin Rouge. A la edad de 15 ya era celebrada en Broadway como “reina de la pirueta” en actuaciones que prosiguieron en Hamburg, Monte Carlo, Cannes, Londres y en el “Wintergarten” de Berlin. En igual rubro danzarín se la vio en las películas inglesas “Kiss Me, Sergeant” y “Why Sailors Leave Home”. Ernst Marischka la contrató para su espectáculo musical en Viena y  allí fue “descubierta” por la Ufa, el emporio cinematográfico alemán, donde adoptó el nombre artístico de Marika Rökk.

Pronto fue aplaudida y elogiada por los amantes de espectáculos revisteriles, que comenzaban a difundirse en celuloide, y su fama se acrecentó con la brillante actuación que le cupo – como bailarina y actriz – en la versión cinematográfica de la opereta “Leichte Kavallerie” [“Caballería ligera”]. Su desenvoltura y personal encanto se veían resaltados por el gracioso acento húngaro que siempre conservó al hablar y cantar en alemán. El director Georg Jacoby (1883-1964), que en 1940 se casó con ella, dirigió varios filmes bien enderezados a poner de manifiesto las destrezas artísticas de Marika, comenzando en 1936 con “Heißes Blut” y la adaptación de la opereta “Der Bettelstudent” [ver más abajo lo anotado acerca de esta última].

En 1937 y 1938 continuaron esas filmaciones exitosas, hasta que en 1939  la Ufa decidió vincular el nombre de Marika con el no menos renombrado actor y chansonier Johannes Heesters, llegando a desplazar a este del primer lugar en la cartelera. Heesters dio un transitorio paso al costado pero fue pronto reemplazado como acompañante artístico de la húngara por actores de la talla de Willy Fritsch y Viktor Staal, ya plenamente identificados con la política cultural del nacionalsocialismo. En 1941, filmó la primera película en color hecha en Alemania, titulada “Frauen sind doch bessere Diplomaten” [“Al fin de cuentas, las mujeres resultan ser las mejores diplomáticas”].

Su película número 14 fue “Die Frau Meiner Traeume” (“La mujer de mis sueños”),  estrenada en noviembre de 1944 y que filmó mientras estaba embarazada de su hija Gaby Jacoby, talentosa y simpática como su madre. Durante toda la guerra, Marika siguió cantando, bailando y actuando.  Los bombardeos no le impedían salir al escenario.  Después de la guerra sus éxitos continuaron, como cantante y actriz, a pesar de habérsela vinculado con el gobierno de Hitler.  En Hungría, por razones políticas, el comunismo la atacó despiadadamente y por eso se radicó en Austria.  A partir de 1945, Marika hizo otras 20 películas y escribió sus Memorias en 1947, donde relata las circunstancias en las que conoció a Adolfo Hitler (él la llamó afectuosamente, la “pequeña húngara capaz de hacer cualquier cosa en el cine” y la besó en la mano) y desmiente los infundios que dijeron sobre ella y otros artistas después de la guerra. En febrero de 2017, el periódico alemán Bild, recurriendo a fuentes desclasificadas del Servicio Federal de Inteligencia Alemán, afirmó que Marika fue contratada como agente de espionaje por parte de la KGB soviética durante la Segunda Guerra Mundial.

Murió en Baden bei Wien, Austria, el 16 de mayo de 2004. Una calle de esa localidad cercana a Viena lleva el nombre que utilizó como artista.-

   

Algunos links con sus actuaciones:

Ich brauche keine Millionen https://www.youtube.com/watch?v=G54J4Imb2ss Tap

Eine Insel aus Träumen geboren https://www.youtube.com/watch?v=k4croYHL6gg solo

Ich warte auf Dich https://www.youtube.com/watch?v=UkgCHd2Tekg dúo baile y canto

  

Cumpliendo deberes documentales impuestos por sempiternas ignorancias apenas empezadas a develar, renuevo en la memoria una melodía cuyos versos fragmentados canturreaba mi madre con referencia a “estudiantes mendigos”. Y llegan muy a propósito de la nota que compongo en este post, para enlazar (aunque nada más los vincule) con un taco o juramento que con enojo fingido y humor sarcástico profería el maestro Hermann Hölters, fundador de la “Hölters-Schule” de Villa Ballester, a quien conocí y bajo cuyas órdenes trabajé en Mar del Plata… Dios lo tenga en el más placentero de sus prados celestes, pues a fuer de terrible en su apariencia era un hombre sabio, justo y bondadoso. Conste.
La precitada melodía cantada y el no cantado taco que la clausuraba resultaron pertenecer a una opereta de Carl Millöcker (1842- 1899 ) titulada en traducción castellana “El estudiante mendigo”[Der Bettelstudent], concepto necesitado de una explicación para la cual no es esta la adecuada ocasión, ya que demasiado abuso sin aquélla de mi propensión digresiva. Quizás acometa ese esclarecimiento, necesario para uso propio, en alguna no demasiado tardía oportunidad. Ahora, al tema de la dichosa opereta.

Der Bettelstudent  https://www.youtube.com/watch?v=uHVPuqvRorU film con J.Heesters, M.Rökk et.al. (Ufa 1936)
Regie: Georg Jacoby – Drehbuch: Walter Wassermann  – Produktion: UFA – Musik: Alois Melichar (sobre la partitura de Carl Millöcker)

Elenco: Johannes Heesters: Symon Rymanowicz / Herzog Kasimir – Carola Höhn: Laura Nowalska – Marika Rökk: Bronislawa Nowalska – Berthold Ebbecke: Jan Janicki / Graf Opalinski – Ida Wüst: Palmatica Gräfin Nowalska – Fritz Kampers: Gouverneur Oberst Ollendorf – Síntesis de citas con el significado de “Bettelstudent”:  „Seit der Gründung der ersten Universitäten im Mittelalter waren Bettelstudenten unterwegs, die sich kaum über Wasser halten konnten. “-“In zerrissenen Hosen streifte der Bettelstudent durch die Kneipen, verdiente sich mit Karikaturen von Gästen ein Gulasch oder ein Viertel Wein”.

Trama: anno 1704. Polonia es regida por el príncipe elector sajón Augusto el Fuerte, quien ha nombrado al coronel Ollendorf como su lugarteniente en Cracovia. Se ha implantado el estado de sitio. Las reuniones nocturnas están prohibidas. Ollendorf ha organizado un baile, al cual también es invitada la empobrecida condesa Novalska con sus dos hijas Bronislava y Laura. Bronislava, como siempre, sólo se interesa en comer y bailar. En cambio Laura es festejada por los hombres. El mismo Ollendorf quiere bailar con Laura, aunque ésta le rehuye. Cuando aquél insiste y la besa en el hombro, recibe de Laura una bofetada que a él le irrita aunque también le hace gracia. Pero en su fuero interno jura vengarse. /  Mientras tanto, ha aparecido en Cracovia un joven a quien persiguen los soldados de la guardia. El polaco Jan Janicki le da albergue y el joven se presenta como  Symon Rymanovicz. Ambos se dan a conocer como interesados en la libertad de Polonia. Jan lleva a Symon a una reunión clandestina de polacos que planean una insurrección. Cuando la guardia disuelve esa asamblea, ambos jóvenes huyen en un carruaje que lleva provisiones a la cárcel. Allí son descubiertos y alegan ser “estudiantes pordioseros”, pero igual son detenidos y en esa situación cantan como mofa la canción con la cual el coronel Ollendorf trata de justificarse por el beso dado a Laura en el hombro [ver más abajo: “Ach, ich hab’ sie ja nur auf die Schulter geküsst” ]. Cuando Ollendorf llega a la prisión, les propone una reciprocidad de favores: que lo ayuden en un baile de máscaras y a cambio les otorgará la libertad. Los jóvenes aceptan. / En el plan de venganza de Ollendorf, Symon pasará por ser  el rico príncipe Wybicki mientras que Jan se presentará como su secretario. Symon deberá comprometerse en matrimonio con Laura y luego darse a conocer como “estudiante pordiosero”, dejando a la muchacha en situación desairada. Pero ocurre que Symon y Laura se enamoran recíprocamente, mientras Bronislava y Jan también se hacen una pareja. Jan promete a Ollendorf  poner al descubierto un importante miembro de la insurrección polaca, a condición de recibir por ello una suma considerable. Ollendorf se la entrega y Jan la invierte en adquirir armas para los revolucionarios. Como estaba previsto, Laura y Symon se comprometen y Ollendorf da a conocer en público la “verdadera” identidad de Symon y Jan. Pero ambos sostienen ser respectivamente el duque Kasimir y el conde Opalinski – de manera que las hermanitas Novalska han encontrado maridos correspondientes a su status nobiliario. En ese momento, los insurrectos polacos asaltan el palacio de Ollendorf, quien es anoticiado por el príncipe elector Augusto el Fuerte que desistirá de aspirar al trono del rey de Polonia. A su vez, el jefe de los insurrectos comunica que se postulará al trono polaco, con lo que el país recupera la libertad. Y todos felices.-

La supuesta “afrenta” recibida de Ollendorf por Laura, respondida por ésta con una sonora bofetada, encuentra extensa resonancia de divertidas comidillas entre los miembros de la alta y baja sociedad de Cracovia, incluyendo severos reproches que el imprudente coronel considera inmerecidos. Todos le echan en cara su proceder y se ríen de él por el sopapo que la muchacha le ha propinado. En cuanta ocasión pública o privada que se presenta, Ollendorf ventila el asunto y así contribuye a expandir su impopularidad. Lo hace en los términos del aria que solo tiene gracia en alemán y cuyo pasaje justificador decisivo define al personaje y atraviesa toda la opereta. Oigámoslo y tratemos de hacerle coro:

…War es denn eigentlich 
Gar so fürchterlich, – 
Warum ich so schwer gebüsst? Hai 
Ach, ich hab’ sie ja nur 
Auf die Schulter geküsst 
Hier hab’ ich den Schlag gespürt 
Mit dem Fächer ins Gesicht. – 
Alle Himmelmillionendonnerwetter, heiliges Kanonenrohr. 
Mir ist manches schon passiert, 
Aber so etwas noch nicht! 

Cuando mejore el tiempo y haga menos calor, trataré de transcribir esa aria completa.- Es febrero de 2019.- Agur.- ch



 

Anuncios

From → Uncategorized

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: