Saltar al contenido

De actriz a actriz: la mirada atónita

febrero 13, 2019

  

Si este suceso y sus ilustraciones no hubiesen estado diseminadas desde años atrás en todos los portales, pantallas y revistas del mundo, quizás habría renunciado al gusto de rememorarlas en un blog. Ya se sabe que soy un timorato, incapaz de arriesgarse por sus apetencias. Error: donde escribo “apetencias” corresponde “placeres” o “ideas”. Porque adhiero al dogma de la libertad de pensamiento y expresión, y ya todos conocen la amplitud con que los tribunales conciben esos derechos.

Pero no solo de los criterios judiciales se trata. La facultad de publicar o no por enésima vez estas imágenes queda también en manos, faltriqueras y mentes de particulares que disponen de autoridad, dominio y poder para descalificar su posteo. La misma autocensura que ejerzo al dar a conocer las otras entradas de este sitio debería funcionar en este caso. Compruebo que no es así, y disfrazo de recuerdo u homenaje el renovado disfrute visual de cuerpos que albergaron en su tiempo a dos personalides conocidísimas del arte cinematográfico. No por ello este aporte será un comentario sobre cine, ni el suceso que evoca formará parte de una historia de la cinematografía universal.

 

El episodio que evoco tuvo lugar en Beverly Hills, California, durante una recepción de bienvenida organizada en 1957 por los estudios de la Paramount para recibir a la ya célebre y aún joven actriz italiana Sofia Villani Scicolone, más renombrada como Sophia Loren, que había sido la persona más fotografiada en el festival de Cannes de 1955. Programado como un acto de honor a la relumbrante estrella europea, el acontecimiento se convirtió en una exhibición de Jayne Mansfield, exuberante actriz estadounidense en ascenso tras el ocaso de Marilyn Monroe y famosa por sus “bloopers de vestuario”.

Una infinidad de tomas fotográficas retrataron a los asistentes a dicha reunión. Entre ellas destacaron las que tuvieron en el foco a Jayne y Sophia, en especial las que mostraban a esta última mirando, casi fascinada y atónita, el impactante escote de la norteamericana. Mucho más tarde, en 2014, la Loren relató: “”Vino directo a mi mesa. Sabía que todos la estaban mirando. Se sentó. Ahí vi que estaba prácticamente… Mira, fíjate en la foto.  Le estoy mirando los pezones porque temía que acabaran en mi plato. En mi rostro se puede ver el miedo. Estaba asustada ante la idea de que todo lo que había dentro de ese vestido estallase y se desparramara por encima de la mesa”.

 

Más de una vez, años después, la Loren reconoció que muchos fans seguían acercándose a ella para pedirle autógrafos. Algunos querían su dedicatoria sobre la foto que protagonizó con Jayne Mansfield. Esa fue la única que ella se negó a firmar. “No quiero tener nada que ver con esa imagen. Y también creo que sería una falta de respeto hacia Jayne Mansfield, que ya no está entre nosotros”, ha explicado recordando que aquella rubia exuberante falleció prematuramente en 1967. Alcoholizada, relegada por Hollywood y caída en desgracia profesional –acabó haciendo números de burlesque en clubes nocturnos–, murió en un fatal accidente de tránsito a los 34 años.

Sophia Loren aún vive (febrero de 2019) y ojalá con felicidad y buena salud. Lo mejor de esta nota es disfrutar de la vista de dos bellísimas mujeres, inmortalizadas por la fotografía y el cine, con los méritos que cada una haya logrado desplegar en una corta o extensa vida. Espero que no la censuren.- ch

fuente. DER SPIEGEL



 

Anuncios

From → Uncategorized

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: