Saltar al contenido

Einfühlung — bella palabra, noble concepto

septiembre 14, 2014

sentimental1

En la extensa dimensión social de sus múltiples funciones, las lenguas suelen desempeñarse como medios comunicativos, expresión de emociones y pensamientos humanos, instrumentos y materia prima  de la poesía, de la enseñanza, de la publicidad… entre muchas otras artes. Sin embargo, lo que se nos manifiesta de un modo más inmediato como lengua son palabras en su cualidad de objetos sensibles, como sonido y escritura. Casi siempre quedan vinculadas con uno o varios sentidos y significaciones.

La percepción sonora de una palabra causa a menudo una reacción emocional ante ella: displace o bien nos complace en cuanto impresión sensible, con prescindencia del concepto más o menos valioso que conlleva. Sobre esa impresión construimos a veces una valoración estética de dicha palabra, y ese valor suele contaminar a su significado conceptual. Alguna vez una revista escrita en alemán llegó a elaborar una encuesta acerca de cuál sería para sus lectores “la más bella palabra de la lengua alemana”. Muy lejos de la oportunidad de responder esa pregunta, otra vez reflexioné sobre ella y terminé escribiendo al respecto el siguiente apunte:

Al parecer del suscripto, la más hermosa palabra alemana podría ser “Einfühlung”, si prescindimos de Dornröschen  (Belladurmiente), Schmetterling (mariposa) y Bienenstich (torta rellena con crema de vainilla, recubierta de una capa de almendras ralladas, manteca y azúcar) – aunque la supuesta belleza de las tres últimas seguramente proceda de sus significados y no de sus fonos.

Einfühlung me había sido encomiada en el hogar sobre un lote de pampa argentina por mi madre, cuando cumplí  los siete años y me disponía a asistir a la escuela primaria. Ya que ese primer paso  deparaba cierta preocupación e incluso temor, y como mis padres careciesen de toda noción sobre los usos y condiciones de la vida escolar argentina, mamá me consolaba diciendo: “Con las materias de la escuela no podemos ayudarte y tienes que  trabajar fuerte por tu cuenta; pero a la maestra y a tus compañeros de clase debes tratarlos con la más fina EINFÜHLUNG…”

Cabe dudar de que mamá y yo mismo sospecháramos el alcance, la extensión y la procedencia de ese concepto. Nunca habíamos oído hablar de Robert Vischer, de Wilhelm Worringer ni de Teoría Estética. Es probable que la hacendosa ama de casa, la bondadosa mujer, haya escuchado en su juventud durante casuales charlas la expresión Einfühlung, guardándola en la acepción psicologista, no estética, antes de que más tarde reaflorara en su memoria. Pero el sentido de ese vocablo debió de iluminársenos a través de la simple estructura lingüística [ein = en, hacia dentro ; fühlen = sentir], y desde entonces resultó claro para mí, incitándome a salir en esa disposición de ánimo al encuentro del entorno humano, natural y artístico que encontrara en mi camino.

Cuando emprendí los primeros ensayos de traducción por escrito, noté de inmediato la exactitud y la bella sonoridad de la palabra “Einfühlung”, así como su condición señera, casi única, en ámbitos conceptuales afines de otras lenguas europeas. Es cierto que en la riqueza semántica que la impregna, su connotación – al inicio sólo estética —   parece retroceder a un plano secundario para dejar la preeminencia a su sentido psicológico y sociológico. Pues de “Einfühlung” no sólo necesitamos para interpretar fenómenos artísticos y estéticos, sino sobre todo para compartir y comprender sufrimientos, penas y alegrías de otras personas y de otros pueblos, y en lo posible ayudar a aliviar sus cargas… por más que pocas veces lo logremos.

Con Einfühlung no sólo despierta nuestro deseo de nuevas percepciones; prepara también nuestra capacidad imaginativa a fin de reconocer al prójimo en su núcleo más propio, anudar y desarrollar relaciones con él, fundar las bases del diálogo que nos sean comunes. Un proceso de múltiples vías y sentidos. Con ello puede avanzarse unos pasos en la paz entre pueblos y naciones, ya que no siempre la Política se agota en luchas y enemistades.

En la buena y hermosa palabra Einfühlung impera un “sentir o palpar hacia el interior”, casi equivalente a un discretísimo tantear, un cuidadoso contacto que  persigue algo más profundo que el sensual besuqueo de la piel. Da testimonio de amor y confianza, también de constancia en el esfuerzo (a menudo irrealizable) de una minuciosa y correcta reinvención y transmisión del sentido de muchas palabras alemanas. De las cuales la aquí elegida  sólo encuentra  traducciones muy mezquinas con los vocablos españoles “empatía”, “endopatía” o “intuición emocional”.-

                          Carlos Haller, septiembre de 2014

 

Un nombre citado en la nota que antecede merece esta breve aclaración. En Abstracción y empatía (1907), Wilhelm Worringer propuso una subdivisión de la experiencia artística en dos actitudes fundamentales: la una, orgánica, que pertenece al ámbito de la realidad; la otra, basada en la abstracción ideal. Enfrentado al organicismo vital de la Einfühlung (empatía), y aun reconociendo en esta actitud el principio del arte clásico (basado en la identificación empática con el objeto y, por tanto, sobre la autoafirmación), Worringer sostuvo, por el contrario, que el momento puro del arte consiste en una negación huidiza, propia de la actitud abstractiva del arte primitivo. De ello, según Worringer, surge la exigencia de trascendencia, la cual, mediante la construcción de formas regulares y abstractas, y buscando el ritmo y la armonía, se iba afirmando en el arte. Éste consistiría, entonces, en la búsqueda de un absoluto que debería realizarse, precisamente, mediante la negación del desorden y de la apariencia caótica de la experiencia concreta.

Traducción al alemán del presente post: http://analfa.wordpress.com   o bien:  http://analfa.wordpress.com/2014/09/14/einfuhlung-schonstes-wort   14 sept. 2014

worringer 2              worringer

                                            Wilhelm Worringer

 

Anuncios

From → Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: